Tratamiento de la vaginosis bacteriana

¿Qué es exactamente la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es la causa más común de infección vaginal. Se produce por la acción de diversas bacterias anaerobias, entre la que tiene especial protagonismo la Gardnerella vaginalis. Y se calcula que en torno al 40% de la población femenina puede llegar a sufrirla en algún momento de su vida.

Esta afección provoca un desequilibrio de la flora vaginal y la desaparición de flora lactobacilar. La cual es fundamental para proteger la vagina de agresiones externas. La presencia excesiva de organismos patógenos contribuye con el aumento del pH vaginal.

¿SUFRES VAGINOSIS BACTERIANA?

¿SUFRES VAGINOSIS BACTERIANA?

¿Cómo puedo saber que tengo vaginosis bacteriana?:

Síntomas más frecuentes

láser ginecológico para la incontinencia urinaria

Los cambios en el flujo vaginal son uno de los indicativos más evidentes de que podríamos estar ante un caso de vaginosis bacteriana. Éste suele presentarse en estos casos con un olor fuerte, textura más líquida y coloración más amarillenta que cuando se encuentra en condiciones normales.

Su presencia no suele estar relacionada con graves molestias o lesiones, pero sí que las pacientes suelen referir picor o escozor en la zona vulvo-vaginal.

Una exploración ginecológica normal, con cultivo vaginal, podrá determinar que, efectivamente, existe una infección por vaginosis bacteriana.

¿La vaginosis bacteriana puede relacionarse con otras complicaciones?

La respuesta es afirmativa. Numerosos estudios llevados a cabo por profesionales en ginecología y obstetricia han determinado que la vaginosis bacteriana puede llegar a influir negativamente en algunas complicaciones como:

  • Riesgo de parto prematuro.
  • Abortos espontáneos que se dan en estadios tardíos del embarazo.
  • Mayor riesgo de aparición y/o complicación de infecciones de transmisión sexual.
  • Inflamaciones pélvicas y riesgo de infección pélvica.
  • Disminución del éxito de los procesos de fecundación in vitro.

Por lo que podemos deducir de todo ello, el tratamiento de la vaginosis bacteriana es especialmente urgente en mujeres embarazadas; debido a los riesgos asociados que conlleva.

láser ginecológico para la incontinencia urinaria

¿Cuáles son las causas?

láser ginecológico para la incontinencia urinaria

No existe una sola causa identificada que conduzca a las pacientes a sufrir vaginosis bacteriana, pero esta patología suele estar asociada, por ejemplo, a los primeros encuentros íntimos con una nueva pareja sexual. Otros factores que pueden contribuir con su aparición tienen que ver con el nivel de humedad mantenido en el área, el tabaquismo, el uso de duchas vaginales o de otros productos de higiene que provoquen alteraciones en el pH de la zona.

La vaginosis bacteriana compromete la calidad de vida de las pacientes

Esta patología, especialmente cuando se presenta de forma recurrente, conlleva desagradables y molestas alteraciones en la calidad de vida de las pacientes. Principalmente, en lo relativo al mantenimiento de la salud sexual.

¿Cuál es el tratamiento de la vaginosis bacteriana?

De forma general y hasta hace pocos años (aunque suele seguir siendo el tratamiento más común recetado por los facultativos), el tratamiento prescrito para la curación de la vaginosis bacteriana era antibiótico (Metronidazol o Clindamicina).

Sin embargo, esta solución solo se ha demostrado realmente eficaz a largo plazo. Además, siempre debe acompañarse del uso de probióticos que ayuden a recuperar la flora vaginal perdida (las bacterias “buenas”, llamadas lactobacilos). Una gran mayoría de ginecólogos nos hemos estado cuestionando: ¿pero qué ocurre con las pacientes que tienen constantes recaídas en este tipo de infecciones?

Y es que, ciertamente, la vaginosis bacteriana puede llegar a darse de forma retirada en gran cantidad de pacientes afectadas. Donde las medidas de prevención tampoco consiguen resultar completamente eficaces.

La llegada del láser ginecológico ha supuesto una auténtica revolución en este sentido.

láser ginecológico para la incontinencia urinaria

DESCUBRE EL LÁSER GINECOLÓGICO

Beneficios del láser ginecológico de CO2 Gynelase™ en la vaginosis bacteriana

láser ginecológico para la incontinencia urinaria

El tratamiento con láser ginecológico está siendo muy interesante para el tratamiento de la vaginosis bacteriana que se presenta de forma persistente en las pacientes.

El tratamiento se lleva a cabo de forma ambulatoria (no se trata de una cirugía compleja ni nada similar que suponga alteraciones en la vida cotidiana de las pacientes), gracias a una técnica mínimamente invasiva y que supone una regeneración de la zona vaginal.

Los efectos regenerativos del láser ginecológico a nivel de la mucosa vaginal ocasionan un cambio en el pH y con ello de la microbiota vaginal; consiguiendo que el ecosistema de la vagina vuelva a ser el adecuado para defenderse por sí solo de flora patógena. De esta forma, asimismo, se mejora la capacidad de defensa frente a infecciones de las células vaginales. Y se rompe el círculo vicioso de la toma de antibióticos y la reincidencia de la patología.

Además, el tratamiento láser conlleva otra serie de beneficios altamente ventajosos, como la recuperación de la tonicidad. Consigue, pues, tensar y estrechar las paredes del canal vaginal; mejorar la lubricación; y devolver el tono, la elasticidad y la capacidad de contracción a la vagina.

Otro tipo de infecciones vaginales, tanto bacterianas como fúngicas, están evidenciando resultados muy beneficiosos en su tratamiento gracias al láser vaginal.

Pide Cita

¿Tienes alguna pregunta o necesitas más información? Nuestro equipo estará encantado de ayudarte y solucionar tus dudas. Ponte en contacto con nosotros a través de este formulario, nuestra dirección de e-mail o por teléfono ¡También atendemos WhatsApp!

Consulta de ginecología

Atendemos pacientes privados y de sociedades de seguro médico.
Responsable: OBSGYN SL | NIF/CIF B80042005 | Domicilio: Calle Castello 35, 1 Ext. Izda. (Barrio Salamanca), 28001, Madrid Finalidades: para gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con la clínica de ginecología OBS-GYN. Legitimación a su consentimiento, así como para la ejecución de un contrato, procediendo éstos del propio interesado titular de los datos. Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a ninguna empresa, salvo obligación legal. Derechos: puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional.